Cómo adaptar una silla para trabajar desde casa en 5 minutos

Los avances tecnológicos nos hacen la vida más fácil. Prueba de ello son los cambios experimentados en el hogar, las empresas o la sociedad en general. Todo ello, junto con un cambio reciente en el modelo de trabajo, implica que tengamos que acondicionar un espacio para teletrabajar cómodamente. Esto supone tener que adaptar una silla para trabajar desde casa.

Pasar una larga temporada trabajando desde casa tiene un gran problema, y es hacerlo sentados en una postura incorrecta. Por lo general, no disponemos de sillas preparadas para pasar ocho horas sentados, lo que provoca dolores de espalda, entre otras cosas. Te ofrecemos aquí una alternativa para que no te veas obligado a gastar una considerable cantidad de dinero en una silla de oficina y puedas adaptar la tuya propia.

cómo adaptar una silla para trabajar desde casa

El teletrabajo no tiene que implicar necesariamente dolor de espalda

El cambio de paradigma que supone reemplazar el mobiliario ergonómico y preparado de la oficina a utilizar los recursos del hogar, puede traer graves consecuencias para nuestro cuello y espalda.

Por este motivo, debemos tener un periodo de adaptación física y mental, e intentar estar cómodos sin forzar posturas. Para ello, resulta conveniente realizar ejercicios de estiramiento, hacer pausas para cambiar la posición y mejorar la postura corporal teletrabajando. Hemos encontrado varios consejos de expertos en fisioterapia sobre el teletrabajo.

Uno de los mejores consejos que te podemos proporcionar es no olvidar que debes separar el espacio de trabajo del de tu propia casa. Si no conseguimos hacerlo, puede que lleguemos a una constante sensación de trabajo sin fin, haciendo horas extra sin apenas darnos cuenta.

Conseguir una postura correcta teletrabajando sin silla de oficina

Hombre con dolor de espalda por postura incorrecta

Adaptar la silla de casa para el teletrabajo puede resultar un reto, puesto que debemos escoger una cuyo tamaño sea acorde a la mesa que estemos utilizando. Por lo tanto, es preferible utilizar una silla ligeramente más baja que la mesa, para poder así regularla y modificar su altura con cojines.

A continuación, te ofrecemos unas sencillas pautas para mejorar tu postura corporal, con las que verás resultados de forma inmediata:

1. Ajusta la espalda al respaldo

Debemos mantener una posición erguida del tronco para evitar molestias lumbares y de cuello a lo largo de las horas. Podemos usar cojines ajustados en nuestras lumbares para no sobrecargar la zona y evitar encorvar la columna hacia delante.

Además, la pantalla debe estar a la altura de nuestros ojos, por lo que podemos elevarla con libros o cajas. Hay que evitar que la pantalla esté muy baja para no tener que encorvar el cuello.

2. Brazos y antebrazos formando un ángulo de 90º

Hay que evitar tener las manos en el aire, y apoyar las muñecas y antebrazos en la mesa, utilizando el ratón y el teclado. De este modo, las mantendremos descansadas y sin realizar esfuerzos que podrían derivar en contracturas y sobrecargas musculares.

Hay que tener en cuenta el denominado “síndrome del ratón”. Suele producirse cuando hacemos uso del ratón del ordenador durante largos periodos de tiempo. Lo mejor es prevenir este tipo de dolencia adaptando una postura correcta de la muñeca al apoyarla en la mesa mientras utilizamos el ratón. Si no consigues dicha posición de manera natural, te recomendamos que te hagas con una alfombrilla de ratón, ya que están pensadas para estos casos.

3. Apoya los pies en el suelo

La postura correcta en la silla de oficina pasa por formar un ángulo de 90º en muslos y piernas. Parece algo evidente, pero la realidad es que en la mayoría de casos pecamos de adoptar una postura incorrecta sin darnos cuenta.

Si flexionamos la rodilla y ponemos los pies debajo de la silla podemos originar una sobrecarga lumbar. Además, es recomendable utilizar un reposapiés para evitar esto, para lo cual podemos usar cajas de almacenaje o pilas de folios.

Un consejo muy útil que siempre recomendamos es programar un recordatorio de posición. Con tu móvil u ordenador, establece un aviso cada hora para que, cada vez que suene, recuerdes que debes corregir tu posición. Con ello evitarás hacer sufrir a tu espalda durante más de una hora.

Pasos para mantener una buena postura sentado en la oficina

La ergonomía aplicada al teletrabajo: la mejor inversión a la larga

Acondicionar el espacio de trabajo puede parecernos una pérdida de tiempo, más aún si no tenemos ningún problema muscular. Es habitual teletrabajar acostado o tumbado en el sofá, argumentando que es la posición más cómoda, pero esto puede traernos graves problemas para la salud, tanto físicos como de alteración del sueño.

Hay que apostar por la ergonomía en el teletrabajo y adaptar la silla para trabajar desde casa, corrigiendo así la postura de manera que evitemos posibles dolencias a largo plazo.

Contenido relacionado

Masajeadores de cuello y espalda

Masajeador de cuello MGS 150DC de Naipo con ocho cabezales incluidos

Masajeadores lumbares

Masajeador para aliviar dolores lumbares Trilink

Respaldo masajeador para sillas

Respaldo masajeador de Naipo con efecto calor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.